Saltar al contenido

Consejos de seguridad antes de usar un compresor de aire

precaución de uso

Los compresores de aire son elementos que facilitan y dan un gran ahorro de tiempo y esfuerzo para la humanidad, herramientas esenciales que aportan un gran avance en nuestra época, lo que conlleva con una gran responsabilidad de uso.

Además debes saber que el compresor es una herramienta que produce energía y como cualquier otra fuente de energización, se deben usar con especial precaución.

Porque la seguridad es lo más importante, antes de usar tu compresor debes tener en cuenta algunos aspectos elementales que te ayudarán en la seguridad, en tu equipo y lo más importante para ti y tus empleados.

Consejos básicos preventivos:

Seguridad en el trabajo
  • Utiliza compresores sometidos a pruebas de calidad para garantizar que los materiales del cilindro resistan las altas presiones.
  • Nunca dirijas el aire comprimido a la cara o cuerpo de las personas.
  • Revisa periódicamente que el compresor no tenga fugas de aceite. No uses sopletes o cualquier componente que produzca calor o llamas de fuego cerca del compresor.
  • Evita que elementos extraños entren en contacto con el compresor de aire, podrían causar danos estructurales o el sobrecalentamiento de la máquina.
  • Debes leer siempre el manual para conocer cual es la presión máxima que resiste. Siempre incluyen un medidor para ese fin.
  • No apliques aire comprimido a ninguna parte del cuerpo o a una persona.
  • Utiliza lentes de protección o una mascarilla.

Otros detalles que debes considerar

  • Debes utilizar protección auditiva si tu compresor genera altos niveles de ruido.
  • Antes de desconectar la manguera asegúrate de descargarlo completamente.
  • Cuando conectes la manguera asegúrate que quede bien segura ya que un latigazo causado por una manguera mal conectada puede provocar lesiones.
  • Asegúrate de usar una manguera en buen estado o nueva en lo posible.
  • No dejes la manguera en el piso, te arriesgas de que alguien las pise y cause su deterioro.
  • Guardarlas lejos de fuentes de calor y no exponerlas directamente a la luz del sol.
  • No uses el aire comprimido para limpiar máquinas de piezas delicadas.
  • Asegúrate de que ningún empleado utilice el compresor de aire de forma irresponsable.
  • Capacítate antes de usar tu compresor esta práctica es necesaria en ti y tus empleados para manipular de forma correcta el compresor.
  • Debes realizar el mantenimiento respectivo al compresor de forma periódica y de forma segura siempre.

Con estos consejos llevados a la práctica responsablemente, ya estarás listo para disfrutar de tu herramienta con la mayor seguridad.